Investiga I+D+i

Noticias:

Puedes conocer mejor el Programa en www.programainvestiga.org

La historia de las Células HeLa

La historia de las Células HeLa
« en: 18 Marzo , 2022, 17:36:59 pm »
Hola!
Me gustaría hablar sobre las células HeLa, ya que me parece un tema muy interesante.
Las células HeLa son las primeras células de nuestra especie que se cultivaron en el laboratorio.
De este modo, científicos tuvieron una técnica esencial para conocer cómo funcionan nuestras células, investigar las causas de muchas enfermedades y ensayar tratamientos para curarlas.
Estas células provienen de un cáncer de cuello del útero de una mujer de 30 años. Cuando le realizaron la biopsia
 salió la muestra que dio origen a las células HeLa.

Lo importante en esta historia es que está mujer a la que le extrajeron las células no le pidieron permiso. Sus células fueron extraídas sin consentimiento, ya que en ese momento, la ley de protección de datos era distinta a la de hoy en día. Esta mujer, que por cierto, era negra, se llamaba Henrietta Lacks, murió de este cáncer a los 31 años. A partir de sus iniciales le pusieron nombre a estas células, y por eso hoy en día se conocen como las células HeLa.
Cuando está mujer murió, en otro laboratorio sus células llevaban reproduciéndose nueve meses. Ni ella ni su familia sabían nada acerca de este suceso.

Estas células se hicieron muy famosas, y por mucho tiempo nadie se atrevió a explicar que procedían, no solo de una mujer sino, además, de una mujer negra. No fue hasta 1996 cuando se encontraron las primeras publicaciones que reconocían la contribución de Henrietta Lacks. En Atlanta, el 11 de octubre de cada año se celebra el Día de Henrietta Lacks. Han pasado más de 60 años, y ni Henrietta ni su familia tenían ni tiene la posibilidad de intervenir en lo que se ha hecho con las células HeLa.


¿Qué opináis al respecto?
¿Creéis que el hecho de que estás células hayan salvado miles de vidas justifica el hecho de que se usaran sin consentimiento?

Re:La historia de las Células HeLa
« Respuesta #1 en: 18 Marzo , 2022, 20:15:46 pm »
¡Hola, Eva!

Nunca antes había oído hablar de las Células HeLa, la historia de Henrietta Lacks me ha parecido muy curiosa, y es por ello que me he animado a exponer mi opinión al respecto:

Personalmente, creo firmemente que el fin no justifica los medios, por lo que, por mucho que las células de Henrietta ayudaran a una gran cantidad de personas, no considero correcto el uso de sus células sin su consentimiento. Concuerdo con lo expresado en el Código de Núremberg (un código escrito para recoger los principios que rigen la experimentación con humanos): "Es absolutamente esencial el consentimiento voluntario de sujeto humano. (...) El deber y la responsabilidad para asegurarse de la calidad del consentimiento residen en cada individuo que inicie, dirija o esté implicado en el experimento. Es un deber y responsabilidad personales que no pueden ser delegados impunemente." Es decir, creo que, antes de haber empleado sus células, deberían haberlo discutido con Lacks: haberle informado de su situación, haciendo que la mujer conociera todas las condiciones (duración y fines del experimento, el método y los medios que se seguirían para llevarlo a cabo, los riesgos que tomaría, los efectos que el experimento podría traer...) y haberle hecho partícipe de la decisión, dejando que ella (o su familia, en todo caso) decidiera si aceptarlo o no, de forma que un consentimiento libre e informado se llevara a cabo. Además, al no haber dado su permiso, las células de Lacks se distribuyeron de forma que su nombre no se diera a conocer, de modo que no se le dio el reconocimiento merecido a Henrietta por todo lo que sus células estaban contribuyendo, ni se recompensó de ninguna forma a su familia, lo cual no considero justo. Por tanto, teniendo en cuenta todo lo expresado, mi respuesta es un no rotundo: no creo que el hecho de que las células hayan salvado incontables vidas justifique el haberlas empleado sin su aprobación.

La historia de Henrietta es una gran evidencia de cómo la ciencia necesita a la ética para regularse, porque, aunque muchos científicos manifiesten que "la ciencia no entiende de ética", yo creo que tener la ética presente es imprescindible para que la ciencia sea segura, equilibrada, de confianza y respetuosa con todos. Porque, como dijo el cirujano René Favaloro, “En cada acto médico debe estar presente el respeto por el paciente y los conceptos éticos y morales; entonces la ciencia y la conciencia estarán siempre del mismo lado, del lado de la humanidad.”
Un saludo,
Uxue Arrilucea, Colegio Urkide Ikastetxea

Re:La historia de las Células HeLa
« Respuesta #2 en: 18 Marzo , 2022, 21:38:28 pm »
¡Hola, Eva!

Me ha fascinado el tema que has propuesto, pues desconocía este suceso y me parece que la cuestión abordada es de gran importancia, por lo que he querido unirme al debate y expresar mi punto de vista.
Para empezar, al igual que ha manifestado Uxue anteriormente, considero totalmente inmoral experimentar y probar métodos con un humano que encima no solo no ha dado su consentimiento, sino que además ni siquiera era consciente de que estaba siendo utilizado como prueba porque nadie se había dignado a hablar con aquella mujer. Este hecho me parece una violación a los derechos del ser humano muy grave, pues es incluso peor que si la hubieran obligado contra su voluntad ya que los científicos se tomaron la libertad de investigar con ella sin informarle al respecto y Henrietta Lacks nunca llegó a saber la verdad. Este hecho me parece muy rastrero y ruin, y considero que somos mejores personas que eso, y no le desearía esto a nadie, ya que todo el mundo tendría que poder tener el control de su vida y de su propio cuerpo. Por consiguiente, opino que, aunque estas células hayan salvado miles de vidas, esto no justifica el hecho de que las usaran sin el consentimiento de Henrietta, pues este tipo de acciones demuestran lo bajo que puede llegar a caer la sociedad para conseguir lo que quiere, aunque tenga que engañar u ocultar la verdad. En definitiva, hemos demostrado que queremos alcanzar nuestros objetivos cueste lo que cueste y mediante los medios que haga falta. Me parece que falta empatía, pues yo no le deseo a nadie lo sucedido a Lacks porque me parece una idea completamente descabellada, y considero que lo mínimo que podrían haber hecho los encargados del proyecto tendría que haber sido hablar con la mujer y argumentar sus razones para tratar de convencerla, pero bajo ningún concepto obligarla o someterla a ese tratamiento sin su aprobación. Y mucho menos llevarlo a cabo sin hablar con ella, pues este hecho es completamente deshonesto, y creo que la ciencia se basa y se cimenta en mejores valores éticos que eso. Y es que el progreso y el avance tienen que estar aprobados por la sociedad en vez de hacerlo a sus espaldas, pues, ¿cómo vamos a evolucionar sin la contribución de la población? Al menos, me alegro de que haya servido para mejorar las vidas de tantas personas que estaban sufriendo, pero aún así, se podrían haber encontrado otros métodos para llevarlo a cabo. Y si al hablar con Lacks ella no hubiese estado dispuesta, lo mejor habría sido intentar hablar con alguien más que sí que quisiera formar parte de ello, pero el engaño no es una opción válida bajo ninguna clase de pretexto, y es injustificable.

Espero que de ahora en adelante consigamos nuevos progresos que estén fundamentados en la ética y que cuenten con el apoyo de la sociedad. Además, confío plenamente en que, como han pasado varias décadas desde entonces, nuestra mentalidad también haya evolucionado y que actualmente seamos todos más conscientes de que este tipo de actitudes son una barbaridad, y que no es lícito manipular la vida de una persona tan descaradamente. Porque se supone que este tipo de avances es para mejorar la calidad de vida de los humanos, pero la manera en la que se ha hecho ha tenido justo el efecto contrario para gente como Henrietta. Y es verdad que la ciencia tiene que seguir adelante, pero sin dejar a un lado los valores morales, pues, al fin y al cabo, son lo que nos hace buenas personas. En conclusión, considero que no merece la pena mitigar el sufrimiento de las personas haciendo sufrir a otras. La ciencia tiene mucho más que aportar que eso y es capaz de llegar muy lejos teniendo en cuenta la ética, por lo que no le hace falta mentir, esconder ni estafar a la población para lograr avances extraordinarios.

Espero que mi opinión haya sido de ayuda.
Muchas gracias y un saludo,
Leyre Arrilucea, del colegio Urkide, en Vitoria-Gasteiz

Re:La historia de las Células HeLa
« Respuesta #3 en: 06 Abril , 2022, 12:05:24 pm »
Hola Eva.

La verdad es que nuca había oído hablar de estas células.

Es verdad que a veces, los avances científicos se consiguen hacer a través de engaños o mentiras. Puede que luego salven vidas, pero no me parece que sea razón suficiente para mentir o hacer algo sin el consentimiento de la persona "afectada". Siempre se puede hacer el descubrimiento de maneras más éticas; y además de ser más seguro la manera de hacerlo me parece más correcta. Creo que podrían haberle preguntado a Henrietta Lacks si estaba de acuerdo con que usaran sus células para investigar.

Ane Arriba
Colegio Urkide Ikastetxea